Ofertas Novedades Regalos
para ella
Regalos
para el
Avanzada
Mapa web Language:

Atracción sexual: cuestión de química

Feromonas: atracción sexual química

Entre las señales sensoriales, emitidas por un individuo que pueden generar una modificación inmediata de la actitud sexual del receptor, las de tipo olfativo parecen ser las más potentes...

Atracción sexual: cuestión de química

Empecemos definiéndola como: Un suceso, casi inmediato, de base biológica e inconsciente que se produce por un intercambio de señales sensoriales –visuales y olfativas (químicas) principalmente- entre dos individuos (lo que los anglosajones denominan “sex appeal”), para distinguirlo de los procesos de seducción, ordinariamente, más prolongados temporalmente y ligados a modelos sociales y culturales. Trataremos exclusivamente del primero, del suceso de base biológica.

Existen mensajeros químicos como el bisulfito de metilo, emitidos desde la boca y los genitales que actúan, percibidos por el olfato, de forma indiscriminada como “olor sexual” y otros más específicos, las feromonas, que son detectados por un órgano más especializado, el órgano vomeronasal (VNO), situado también en la nariz, conectado directamente con el hipotálamo, un lugar central del cerebro responsable de cambios hormonales y funciones biológicas básicas. Las feromonas afectan al cerebro incluso sin ser detectadas por el olfato.

El bisulfito de metilo se encuentra también en las flores, en la canela y el sándalo, lo que, probablemente sea la causa de su reputación como afrodisíacos. En cuanto a las feromonas, su acción es mucho más especializada y son activas en cantidades muy pequeñas. Se pueden agrupar en tres clases:

  • Feromonas iniciadoras que modifican el equilibrio hormonal del receptor.
  • Feromonas liberadoras que inducen pautas de conducta específicas, entre otras, variaciones del impulso sexual
  • Feromonas informativas que transmiten información sobre características de quien las genera tales como sexo, edad, estado de salud, etc.

Además de los químicos, existen otros estímulos como las imágenes visuales o la voz que, actuando junto con los anteriores acaban generando una acción específica sobre la hipófisis, verdadero centro regulador de la secreción de diversas hormonas que actuarán sobre órganos diana específicos. El resultado de todo ello va a ser la actitud positiva o negativa del receptor frente al emisor en el terreno de la sexualidad, de una forma análoga a la que se produce en situaciones de violencia, en las que el conjunto de todas esas interacciones generará una predisposición a la huida o a la lucha. Se trata, por tanto de actitudes de predisposición semiautomáticas y, en buena parte, incontrolables.

 

¿PODEMOS UTILIZAR ESAS SUSTANCIAS PARA LIGAR?

Parece que sí, en determinadas condiciones. El Bisulfito de metilo ya se emplea en muchos perfumes.
En cuanto a las feromonas, masculinas o femeninas, se pueden también encontrar en el mercado con esa misma finalidad.

  1. Es mejor emplearlas en lugares cerrados donde es más fácil que se mantenga una concentración suficiente del producto.
  2. Es mejor aplicarlas en materiales con una cierta capacidad de absorción como los tejidos (prendas de vestir, p.e.) que sobre materiales no porosos como el plástico.
  3. Aplicarlas sobre objetos identificables con uno mismo. Además del vestido, objetos que el receptor reconoce como de Vd. un libro, p.e.

Un error típico consiste en utilizar un perfume conteniendo feromonas en cantidad superior a la recomendada. No sólo es inútil, sino que puede resultar contraproducente. Otro error es su utilización inadecuada, en lugares demasiado concurridos, lo que puede ser causa de que sea otra persona la que se aproveche de sus efectos.

Tampoco pueden considerarse estos productos como una panacea que permite prescindir del resto de consideraciones clásicas de higiene, arreglo personal y demás factores que, pudiendo variar de una a otra cultura o grupo social, son conocidos como factores de atracción sexual.

¿Y si las feromonas fallan? Pues, puede ser que en otras circunstancias, incluso con la misma persona funcionen, ya que la situación del receptor influye en su respuesta a estas sustancias, p.e.: Muchas mujeres, en los días anteriores y siguientes a la menstruación reaccionan negativamente a la androstenona –feromona que se utiliza en los preparados para hombres que desean atraer mujeres-.

Pero puede que no, que con o sin feromonas Vd. no tenga nada que “rascar” con esa persona en concreto o, incluso, pudiera ser que el perfume que le han vendido a Vd. como “infalible” no contenga feromonas en absoluto y que deba Vd. comprar otro frasco de una marca acreditada.

Señalemos, por último, que existen preparados a base de feromonas de 4 clases: Para hombres que desean atraer mujeres, idem que desean atraer hombres y viceversa: para mujeres que deseen atraer a hombres o para atraer a otras mujeres.

No se olvide de que, “armad@” con uno de esos preparados probablemente conseguirá, únicamente allanar la primera fase de su objetivo pero que difícilmente va a ahorrarse los rodeos, complejidades y triquiñuelas que, según personas y culturas, se consideran imprescindible para echar un (o una serie de) polvo(s).

 

Ver todas las noticias / artículos

 

Compras

Cesta vacía.



Si tenías productos en ella, regístrate y la recuperarás automáticamente.

PVP IVA INCLUIDO

Díselo a un amigo

Recomienda este sitio a un amigo. Introduce su email y pulsa enter.

©Avenida69.com. Todos los derechos reservados.

Jacinto Benavente, 112. Rubí, 08191. Barcelona.

Powered by osCommerce | links